Los 7 primeros sintomas de diabetes que tienes que conocer y complicaciones agudas de la diabetes

Las complicaciones de la diabetes pueden ser de 2 tipos: Agudas, y crónicas.

Las complicaciones agudas de la diabetes ocurren cuando la concentración de glucosa en sangre se sale de su rango de normalidad.

Normalmente, la comida que ingerimos se descompone hasta convertirse en pequeñas partículas de azúcar llamadas glucosa. Nuestro páncreas, detecta niveles elevados de glucosa en la sangre y produce insulina; la cual actúa como llave para que la glucosa entre a las células de nuestros órganos y sea convertida en energía.

Cuando alguien tiene diabetes, su cuerpo no produce adecuadamente insulina; por lo tanto, la glucosa no logra entrar a las células y se acumula en la sangre. Produciéndose la hiperglucemia.

Como las células no pueden utilizar glucosa para producir energía, tienen que producirla a partir de la transformación de grasa en ácidos llamados cuerpos cetónicos, que al acumularse pueden ser tóxicos para el cuerpo y amenazar la vida.

Los síntomas de esta complicación pueden ser: mucha sed, aumento en la cantidad de orina, náuseas y vómito, dolor de estómago, cansancio o pérdida de peso. 

Esta complicación también puede presentarse por otras condiciones que presente el paciente, como infecciones por ejemplo.

Para prevenir esta complicación, debemos llevar un control adecuado con dieta, ejercicio y medicamentos que disminuyen la concentración de glucosa en sangre conocidos como hipoglicemiantes. Por ejemplo la insulina o las sulfonilureas. 

Al utilizarlos, la glucosa puede entrar nuevamente a las células de nuestros órganos. Y producir energia.

Sin embargo, una dosis aumentada de estos medicamentos o una dieta insuficiente, puede hacer que la concentración de glucosa en sangre disminuya por debajo del límite inferior de normalidad de 70 mg/dl, ocasionando hipoglucemia.

Al no haber suficiente glucosa en la sangre, nuestros órganos se quedan súbitamente sin material para producir energía, por lo que se puede presentar sudoración, fatiga, temblor, ansiedad, taquicardia, confusión, visión borrosa, convulsiones y pérdida de la consciencia entre otras. 

Para evitar esta complicación es importante medir los niveles de glucosa frecuentemente, y saber cuales son los síntomas. Tratar la hipoglicemia rápidamente previene síntomas severos que requieran la ayuda de otra persona.

Si se comienzan a presentar síntomas de hipoglucemia, pueden mejorarse con 15g de carbohidratos de acción rápida como por ejemplo: un sobre o cucharada de azúcar, medio vaso de gaseosa no dietética o de jugo, 1 cucharada de miel, 2 cucharadas de pasas o 4 galletas saltinas. Chequea tu nivel de glucosa 15 minutos después de esto y verifica que haya regresado a la normalidad; este proceso se debe repetir hasta que el azúcar sea mayor de 70 mg/dl.

Si la persona está inconsciente o no es capaz de ingerir alimentos alguien debe aplicarle glucagón según las instrucciones de su equipo de salud.

Si a pesar del tratamiento, el estado mental del paciente no mejora, o su glucosa permanece por debajo de 70 mg/dl, se debe dirigir al paciente a un centro de salud de manera inmediata  y llamar a su equipo de salud. 

¿Te gusta este artículo? Profundiza más en nuestra sección de cursos.

Related Articles

× Contáctanos