5 primeros síntomas de VIH – El sistema inmunológico y el VIH EXPLICADO FÁCILMENTE – ¿Qué es el VIH?

El Virus de Inmunodeficiencia Humana compromete a uno de los sistemas más complejos e interesantes del cuerpo humano.

¿Sabes qué es el sistema inmunológico?

Imagina un ejército compuesto por miles de millones de células, cuya función principal es protegerte de microorganismos que ingresan al cuerpo.

Este ejército es producido por órganos como la médula ósea y el timo; y utilizan una gran red de vasos linfáticos que funcionan como tuberías para transportarse.

Imagina caminar plácidamente por la playa, y súbitamente tropezar con un tronco; hiriendo tu dedo pulgar. 

Mientras millones de microorganismos ingresan a tu cuerpo, los macrófagos, células gigantes fagocíticas, actúan como línea de defensa inicial. 

A su vez, otro tipo de célula defensora conocida como célula dendrítica, cubre su superficie con las proteínas de estos microorganismos, y viaja por los vasos linfáticos para encontrar linfocitos T colaboradores que puedan luchar contra el tipo de microorganismo específico que expone en su superficie la célula dendrítica. 

Los linfocitos T colaboradores se encargan de potenciar la respuesta inmune, aumentando la actividad de los macrófagos, y activando más células defensoras.

Más de 38 millones de personas viven actualmente con VIH en el mundo. El VIH es un virus que invade a las células dendríticas, los linfocitos T colaboradores y los macrófagos; uniéndose a sus receptores CD4 y debilitando la respuesta de defensa de nuestro cuerpo. Lo cual puede llevar a infecciones generalizadas severas, y consecuentemente, a la muerte.

Este virus utiliza una proteina de nuestro cuerpo para convertirse en ADN e insertarse en el núcleo de la célula que invade. Al mezclarse con el ADN de nuestras células, funciona como un manual de instrucciones para producir nuevos virus de VIH, aumentando la cantidad de virus en nuestro cuerpo, o mejor dicho, la “carga viral”.  

Cuando te expones al VIH, comienza la fase aguda de esta enfermedad. (Animación: Mostrar con la animación los diferentes métodos de transmisión: Contagio vertical, por punción, por transfusión, por sexo desprotegido)

Dura aproximadamente 12 semanas, durante las cuales se presentan síntomas gripales tales como la fiebre, sensación de cansancio, dolor de garganta, entre otros.

La fase crónica dura entre 2 a 10 años, y comienza cuando el cuerpo regula los niveles de carga viral. En esta fase de la enfermedad puede que la persona no presente síntomas, dependiendo de la severidad de la infección. Sin embargo, esta persona sigue siendo contagiosa y puede infectar a otros.

El SIDA es la última fase de esta enfermedad. Se presenta cuando la persona presenta infecciones características de un sistema inmunológico enfermo, con cantidad de células CD4 menor a 200 células por milímetro cúbico.

Entre menos CD4 haya por milímetro cúbico, más difícil es para el cuerpo combatir infecciones, y más severa es la su manifestación del VIH. 

Estas infecciones son extremadamente peligrosas y comprometen la vida, por esto es tan importante prevenir la infección por VIH y en caso de tener un diagnóstico positivo, tratarla oportunamente.

Existen medicamentos inyectables para tratar el VIH. Estos medicamentos tienen un efecto de larga duración, lo que implica que pueden ser administrados con varias semanas de diferencia. Diferente a los medicamentos orales, los cuales requieren consumo diario.

Lograr una mejora en la calidad de vida si es posible, pero todo depende de la adherencia del paciente al plan de tratamiento. Debe recibirlo estrictamente según la indicación de su médico tratante, lo cual le permitirá mejorar sus niveles de CD4, permitir a su sistema inmunológico combatir infecciones nuevamente y disminuir la carga viral de VIH.

¿Te gusta este tema? Aprende más sobre el sistema inmune y el VIH en nuestra sección de cursos.

Related Articles

× Contáctanos